¿Que es?

Ecstatic Dance nació en Big Island (Hawai) en el centro Kalani Honua, a escasos quilómetros del volcán Kilauea. , Allí, en el 2001, Max Phatom con el apoyo de Elisabeth Betwitx, Dj Sprocket y Justin Helton, todos ellos ayudantes del centro, decidieron dar continuidad a unas clases de movimiento de una mujer llamada Bhoditara. Ella le llamaba a sus clases ex-ecstatic dance, y usaba cintas de cassete grabadas previamente. Max tenía experiencia previa en Texas, de participar en una comunidad de danza consciente. Además este grupito, recién volvían del famoso festival en el desierto «Burning Man», seducidos por la música electrónica. Todas las piezas se juntaron para la creación del Ecstatic Dance, con el tiempo y la experiencia le fueron dando forma hasta crear las pautas que conocemos. Hoy dia está extendido y causa furor en buena parte de EEUU, sobre todo en el estado de California, y de la mayoría de capitales Europeas.

Una sesión de Ecstatic Dance no está basada en una clase o en una técnica. Es la creación de un espacio de libertad y conciencia, en el que puedes expresar-te a través del cuerpo y la danza con un hilo conductor; la música.                         Se particulariza por carecer de metas y estructuras, además de la improvisación del Dj, lo cual fomenta que la danza y las relaciones con los demás participantes también sean improvisadas. Haciendo de este espacio una gran fuente de creatividad.

El Ecstatic Dance tiene unas normas muy claras:

– No comunicarse verbalmente.

– Bailar descalzos.

– Respetar el espacio, tanto físico (sala, dancefloor, entorno) como el de l@s demás.

– No tomar drogas ni alcohol.

– No usar moviles ni cámaras.

Una sesión de Ecstatic Dance empieza con un círculo para explicar las pautas y el funcionamiento, para dar paso a un breve calentamiento o dinámica grupal. La sesión  en sí tiene una duración aproximada de dos horas. breve explicación del funcionamiento, así como un calentamiento o clase de movimiento. Al finalizar se crea un círculo con todos los participantes para compartir.

Es un contexto adecuado para el gozo y el disfrute sin los inconvenientes de las discotecas, como son los horarios, el espacio, el humo, el alcohol o las drogas. Ecstatic Dance es una experiencia recomendable para todo tipo de personas, pues no requiere ningún conocimiento ni experiencia en danza.